CONSTRUCCIÓN DE VIVIENDAS "CONTROLAREMOS EL CUMPLIMIENTO DE LAS FACTIBILIDADES QUE HEMOS OTORGADO, DE MANERA ESTRICTA"

11.09.2014 09:16

Luego de que el Gobernador de la Provincia anunciara la firma del decreto de adjudicación para la construcción de viviendas, Piri Macagno, Ramón Zarrabeitia y Enrique Picco brindaron una conferencia de prensa para manifestar el beneplácito de la Intendencia ante la determinación adoptada por Claudio Poggi de reconocer que las objeciones municipales a la construcción de barrios en la zona del Desvío a Pescadores eran válidas. “La verdad estamos contentos porque nos hemos enterado de que la Provincia va a adjudicar las mil viviendas y que lo hará en la zona donde la Municipalidad pidió que se hicieran”, dijo Piri Macagno.

“Tenemos entendido que tuvieron que modificar los proyectos en función a lo que el Municipio había pedido y en ese sentido es una buena señal que la Provincia haya aceptado que quien tiene la autoridad de aplicación y quien tiene que ordenar el crecimiento territorial de la ciudad es el Municipio, a través del cumplimiento de las ordenanzas. Por suerte no se van a construir las viviendas en la zona de Pescadores y esas mil familias de vecinos van a poder contar con todos los servicios”.

“Estamos muy contentos con el trabajo hecho y, como dijimos desde el primer día, lo único que queríamos era que los vecinos que fuesen a habitar esas viviendas, tuviesen los mismos derechos que el resto de los vecinos de la ciudad. En ese sentido defendimos lo que la Ordenanza establece. Evidentemente la Provincia ha entendido que en materia de desarrollo urbano lo mejor es construir en zonas urbanizadas donde ya se prestan los servicios”.

“Hemos notado una gran improvisación por parte de la Provincia y de algunas de las empresas, las cuales hasta hoy han estado pidiendo notas aclaratorias respecto de las factibilidades que les otorgamos el lunes pasado, hace más de ocho días. Esto evidencia que la Provincia ha tenido que modificar su proyecto para poder acomodarse a lo que establece la Ordenanza y a lo que ha planteado siempre el Intendente, es decir: que las viviendas se tienen que hacer para los vecinos de San Luis que necesitan de ellas, pero que las mismas se tienen que hacer en zonas en las cuales cuenten con todos los servicios y que quienes construyen puedan garantizar que los vecinos accedan a los servicios básicos y de recolección de residuos”.

“Que se construya en la zona sur es una muy buena noticia y estamos con ganas que se comience con la construcción pero nosotros controlaremos el cumplimiento de las factibilidades que hemos otorgado, de manera estricta, como lo hacemos siempre”.

Por su parte Ramón Zarrabeitia dijo que: “Nos sentimos satisfechos porque la Provincia ha comprendido que tiene que respetar al Municipio como el organizador urbano por excelencia y esta situación de respeto debe seguir dándose más adelante con la construcción de las futuras viviendas”.

“Recordamos que eran cuatro empresas las que se presentaron para la licitación. Algunas proveían solamente la urbanización y el terreno, como es el caso de Lumma, y las otras proveían urbanización, terrenos y construcción de viviendas. Lumma fue la más atrasada y pidió una aclaración bastante compleja de realizar; luego llegó otra nota más. Se ve que no han comprendido las respuestas sobre el cálculo que deben presentar cuando presenten el proyecto; de todos modos se les explicará de nuevo lo que tienen que hacer”.

En cuanto a los servicios, Zarrabeitia dijo que: “En primer lugar es una zona que ya cuenta con los servicios porque están las 500 viviendas construidas por el Gobierno de la Provincia, más el barrio Néstor Kirchner, la Cooperativa Los Milagros y el barrio Padre Mujica.  Hay servicios e infraestructura de agua, que está vinculada a la planta La Aguada II, a través de un acueducto importante que traslada el agua hasta ese lugar”.

En cuanto a las cloacas, que es el tema urticante, se les ha pedido a las empresas que provean el tratamiento necesario. Una vez tratados esos efluentes, que ya no producen una contaminación traducida en una demanda bioquímica de oxígeno, pueden descargarse a las cloacas. En un caso va a ser a través de bombeo, en los terrenos que están al oeste de la Ruta 3; mientras que en  los terrenos de Lumma se le permitirá la descarga al conector existente, que se construyó con la finalidad de generar ese polo de desarrollo urbano. Tendrán que realizar un refuerzo, a través de un colector importante, desde la Ruta 3 hasta llegar al colector sur y este refuerzo está indicado o plasmado en la factibilidad otorgada”.

“La Ordenanza indica que es el urbanizador el encargado de hacer las infraestructuras y la provisión del equipamiento necesario para la urbanización. Nosotros esto, en alguna medida, ya se los hemos contestado a las empresas. Se lo solicitaremos al  urbanizador y no a la empresa, porque la empresa sólo se encarga de la obra”.

Por último Enrique Picco dijo respecto a la compra de las tierras por parte de las empresas constructoras que: “Todo esto que hemos dicho el Municipio lo viene planteando desde mediados de septiembre de 2013. Se había flexibilizado toda la zona sur de la ciudad para las nuevas urbanizaciones y la Provincia había construido ya viviendas allí, al igual que el  Municipio. Lo que hemos notado en estos sectores es el valor que se está pagando por las tierras, porque algunos sectores cuestionaron los valores de las tierras que compró el Municipio para la planta de efluentes cloacales, pero creo que ahora se puede vislumbrar algún interés en cuanto a la compra de algunas tierras, porque de acuerdo a la información que está adjunta a los expedientes, la Provincia va a pagar 8 dólares el metro cuadrado cuando la Municipalidad pagó el metro cuadrado 9 pesos con 25”.