COMUNICADO DEL OBSERVATORIO DE DERECHOS HUMANOS

29.08.2014 07:45

El Observatorio de Derechos Humanos de la Municipalidad de San Luis celebra la recuperación de la nieta número 115, hija de Héctor Carlos Baratti y de Elena De la Cuadra, quienes fueron secuestrados y desaparecidos por la Dictadura Cívico Militar, en 1977. 

Su abuela Licha, primera Presidenta de Abuelas, falleció en junio de 2008, luego de una incansable lucha por la recuperación de la joven. La restitución de la verdadera identidad de Ana Libertad Baratti De la Cuadra representa un triunfo de la Vida sobre la muerte, del Amor sobre el odio, a pocos días de la recuperación del nieto de la actual presidenta de Abuelas, Estela de Carloto. Y resignifica la perseverante lucha del pueblo argentino por la Memoria, la Verdad y la Justicia.

Estos acontecimientos le otorgan un valor especial al 30 de agosto, fecha en que se conmemora el Día Internacional del Detenido Desaparecido a partir del año 1981, por iniciativa de FEDEFAM, Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos-Desaparecidos. El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas reunido en  Ginebra en junio de 2006 aprobó el proyecto de Convención internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas.

Esta conmemoración implica un aporte al fortalecimiento de la conciencia mundial sobre la persistencia de la práctica de la desaparición forzada de personas. Se inscribe, asimismo, en el trabajo que los organismos de Derechos Humanos realizan para influir en las políticas públicas nacionales e internacionales con el objetivo de prevenir toda forma de autoritarismo y consolidar la vigencia de los derechos y libertades.  

Las Políticas de Estado nacionales en la Argentina a partir del año 2003, constituyen una referencia insustituible en los Organismos internacionales que atienden a la problemática, como la OEA y la ONU.

No cabe duda hoy en la sociedad argentina y en la comunidad internacional que los partícipes civiles y militares de las deliberadas acciones planificadas y ejecutadas por el Terrorismo de Estado deben ser juzgados, única garantía de que  esos hechos aberrantes no vuelvan a repetirse. Actualmente se desarrollan en todo el territorio argentino, numerosos juicios por Delitos de Lesa Humanidad – imprescriptibles - cuyos acusados tienen derecho a la defensa, debido proceso, juez natural y presunción de inocencia, derechos garantizados por la Constitución Nacional. Prueba evidente de que no existe ánimo de venganza sino de verdadera Justicia.

¡Bienvenida nieta 115, bienvenida Ana a tu Libertad!