COMENZÓ LA OBRA DE MODERNIZACIÓN DEL CENTRO DE SAN LUIS

17.09.2013 08:55

Este lunes comenzó la ejecución de la primera parte de la obra de renovación y modernización del microcentro de San Luis, en calle Junín, entre San Martín y Rivadavia.

Esta obra se propone transformar urbanísticamente la capital, convirtiendo en semipeatonales numerosas calles del microcentro y ensanchando las veredas, con el  objetivo de “conquistar al peatón y fortalecer la identidad de la ciudad”.

Los trabajos se iniciaron a primera hora y previamente algunos funcionarios, como el director de Proyectos Urbano-Arquitectónicos, Sergio Calderón, se encargaron de conversar personalmente con los comerciantes del sector, para informarles las características de los trabajos y de la obra en general.

El ambicioso proyecto urbanístico supone una transformación del área de mayor densidad comercial de la Capital, conformado por el rectángulo de calles Chacabuco, Pedernera, Colón y 9 de Julio, sumando la avenida Illia, para convertir estas calles y las transversales en semipeatonales.

La ejecución de este proyecto implica un gran desafío para la gestión municipal, porque pondrá a prueba toda su estructura técnica y de recursos humanos, puesto que la obra se ejecutará íntegramente por administración municipal, por medio de una cooperativa integrada por 14 trabajadores, que cumplirán una jornada de trabajo que se extenderá desde las 7 hasta las 23 hs. de lunes a viernes, trabajando incluso los fines de semana.

Los objetivos del plan son la recuperación del espacio público, promover la actividad comercial, generar paseos peatonales, promover la inversión privada, desalentar la circulación vehicular y el estacionamiento permanente. También propender al saneamiento ambiental (porque los servicios irán subterráneos) y la incorporación de mobiliario, señalética y accesibilidad.

Algunas características generales de la iniciativa son las siguientes:

- Ensanchamiento de veredas, que pasarán a tener 3,30 mts. en promedio.

- Servicios de infraestructura subterráneos.

- Calles angostas para la circulación de un solo auto por vez, sin posibilidad de sobrepaso.

- Dársenas para ascenso y descenso de pasajeros, no para estacionamiento permanente.

- Sectores fijos y delimitados de estacionamiento de motos.

- Reforestación de todo el sector a intervenir, con especies como Acacia Frisia.

- Colocación de mobiliario urbano: tres cestos de basura por cuadra, bancos de descanso, nuevas columnas de alumbrado, barandas de acceso a cruces peatonales entre calles, etc.

- Colocación de diferentes baldosas, para facilitar la circulación de discapacitados visuales y la demarcación de rampas.

El hecho de poder realizar esta obra por administración municipal ha permitido una “gran reducción de costos”, afirmó el arquitecto Calderón, agregando que “el presupuesto total a invertir en materiales no superó los 4 millones de pesos y la mayor parte ya se ha comprado”.

Con respecto al tiempo de ejecución de la obra, indicó que “se hará progresivamente, una cuadra por vez, para generar las menores complicaciones posibles al sector comercial”, estimando que “cada una llevará aproximadamente 45 días”.