ADOLFO RODRÍGUEZ SAÁ EXPRESÓ SU REPUDIO A LA INTERVENCIÓN DEL PJ A TRAVÉS DE UN PROYECTO DE DECLARACIÓN

19.04.2018 07:16

El senador nacional Adolfo Rodríguez, repudio hoy la  intervención al Partido Justicialista, que dispuso  la jueza María Servini de Cubría, al considerar que se trata de una medida “arbitraria” e “improcedente” donde se designó como interventor a Luis Barrionuevo.

El senador se pronunció en contra de  la medida judicial a través de un proyecto de declaración que presentó en el Senado de la Nación en forma conjunta con su compañera de bancada, María Eugenia Catalfamo.

RodriguezSaá, en declaraciones formuladas en torno a la iniciativa de Servini consideró que  “Los jueces no deben entrometerse en la vida interna de los partidos políticos, salvo casos gravísimos”, y de inmediato aclaró que ese  “no es el caso de la vida del Partido Justicialista”.

El senador, aseguró además que  “agraviar a los partidos políticos es una forma de destruir la política”, tras sostener que “el sistema democrático en la Argentina y en el mundo se basa en el sistema de los partidos políticos”.

El presidente del Bloque Unidad Justicialista, lamentó el desplazamiento del diputado José Luis Gioja y la cúpula partidaria a través de una medida tomada por la titular dl Juzgado Federal N1 de Buenos Aires “con argumentos más propios de una charla de café entre militantes descontentos con una conducción, que de una fundamentación propia de una intervención de semejante envergadura”.

 Consideró además, que dicha situación “no hace más que vulnerar” los principios constitucionales, sin dejar de mencionar los incidentes ocurridos el pasado 10 de abril y destacar que la sede partidaria fue “rodeado por fuerzas policiales” retrotrayendo esa imagen a la clausura  durante las dictaduras miliares.

Por otra parte remarco que “entre los argumentos” utilizados por la magistrada para justificar  la intervención están “los adversos resultados electorales obtenidos en los dos últimos procesos electorales (elecciones nacionales de los años 2015 y 2017)” que “han profundizado la división interna que venía gestándose con antelación”.

Asimismo, el documento judicial se refirió a  “la derrota en los comicios presidenciales como así también el fracaso en el acto electoral para elegir gobernador en el distrito más grande del país”, que “han provocado una crisis en la conducción partidaria difícil de superar” y que las supuestas  divisiones internas han creado “una situación crítica insostenible que de permanecer en el tiempo, podría afectar la propia existencia del partido.

En ese sentido, en la iniciativa presentada en la cámara Alta, RodriguezSaá aclaró que estas son “otras argumentaciones muy alejadas del análisis de un magistrado que debería observar la situación desde afuera”.