USURPACION Y AGRESIONES EN LA EX ESTACION DE TRENES

31.03.2013 11:43

 

En la mañana del miércoles, un sujeto que habría sido identificado como el hijo de Jorge Fernández Lehiton, -según la municipalidad capitalina- agredió a piedrazos a uno de los integrantes del cuerpo de Seguridad Ciudadana del Municipio, que custodia los terrenos fiscales ubicados detrás de la ex Estación de Trenes.

Además de la agresión al agente, el individuo increpó al resto del personal y descargó varios objetos contundentes sobre la casilla de vigilancia, produciendo algunos destrozos. Posteriormente se dio a la fuga.

El empleado herido, Domingo Astudillo, fue trasladado al hospital donde fue sometido a observación y supervisión médica. Se le realizaron placas radiográficas y otros estudios y al parecer las lesiones no serían de gravedad.

El damnificado posteriormente radicó una denuncia en la Comisaría Cuarta. El Área Legal del Municipio realizó una presentación ante la justicia penal, reclamando el incremento de medidas de seguridad y de protección para evitar nuevas agresiones.

Más tarde, una mujer que formaba parte del grupo que protagonizó la agresión, volvió al lugar pretendiendo ingresar al predio para establecerse en el lote del que había sido desalojado, un día antes, Jorge Fernández Lehiton, argumentando que era de su propiedad.

El personal de vigilancia le impidió el ingreso, dado que el precario rancho ya había sido reconocido por Lehiton como de su propiedad y, además, durante el procedimiento de desalojo del día martes, ella no se encontraba presente y tampoco era cierto que viviera en ese lugar, por constancias recogidas entre otros vecinos y que obran en el acta policial.

El Director de Defensa Civil, Alejandro Miranda, recordó que el martes, cuando se procedió a desalojar a Lehiton, el mismo admitió que se encontraba solo en el lugar y nunca mencionó que allí viviera una mujer con dos hijos.

"Por esto, cuando por la tarde escuché a esta misma mujer efectuar declaraciones ante los medios de prensa, afirmando que ella y sus hijos habían sido desalojados, quedó muy claro que se trató de una maniobra para pretender instalarse irregularmente en ese lote, aprovechándose del impacto social que podía provocar, tratándose de una madre soltera con hijos pequeños. Pero lo cierto es que ella nunca vivió en estos terrenos, por lo que es imposible que hubiera sido desalojada, sino que fue enviada por Lehiton", afirmó.

Agregó que “se trata de maniobras llevadas a cabo por personas que intentan presionar al municipio para obtener ilegalmente una vivienda.” Además, dijo que “lo que me llama la atención poderosamente es que este grupo está muy organizado. Tienen un discurso muy bien estructurado para justificar sus actos y cada vez que les acontece algo tienen acceso a algunos medios casi inmediatamente para difundir una versión distorsionada de los hechos, intentando victimarse frente a la sociedad y cuestionando la supuesta insensibilidad de las autoridades municipales".

El funcionario informó además que la custodia ha sido reforzada a fin de impedir que continúen ingresando nuevos usurpadores a los terrenos.

Fernández Lehiton

Como se recordará, el pasado martes fue demorado por averiguación de antecedentes un individuo de nacionalidad chilena identificado como Jorge Fernández Lehiton, apodado “Coco”, por intentar vender fraudulentamente los terrenos fiscales a $ 2.000 cada lote.

El mismo poseería un frondoso prontuario policial y judicial. El día sábado, antes de instalarse la consigna de seguridad municipal, había levantado un precario ranchito de maderas y nylon dentro del predio usurpado. Interrogado por el personal municipal, manifestó sus planes de mudarse a ese lugar, ya que en el barrio San Martín no podía estar más por problemas familiares.

Como dentro del precario rancho no tenía cama, muebles ni elemento alguno para su subsistencia, se le comunicó que debía desarmar la construcción y retirarse del lugar. Acto seguido, personal policial lo trasladó a Comisaría Cuarta, para averiguación de antecedentes.

La Municipalidad requirió medidas de seguridad

El asesor letrado, Ricardo André Bazla, dijo que la jueza en lo penal, Virginia Palacios Gonella, "garantizó la seguridad en los terrenos de la ex estación de trenes", luego de la presentación judicial que realizó ayer en horas de la mañana.

El funcionario solicitó formalmente al Poder Judicial que se avocara al conocimiento de los incidentes que derivaron en la hospitalización de un empleado municipal, luego de la agresión que sufriera en los terrenos donde la Municipalidad está realizando las tareas previas para la construcción de viviendas, luego del acuerdo firmado por el Intendente Ponce con la Presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner.

El escrito judicial señala que "en los incidentes, un grupo de personas armadas con piedras, palos y otros objetos contundentes, pretendieron ingresar al predio con la finalidad de usurpar los terrenos donde se erigirán las viviendas".

En consecuencia, el letrado municipal solicitó "el urgente avocamiento judicial con habilitación de día y hora" y también que la justicia "garantice la seguridad en el lugar, dado -indicó- que existe un peligro grave e inminente de que se produzcan nuevos hechos violentos respecto de las personas que permanecen en el lugar".

Bazla señaló que fue recibido por la Dra. Viriginia Palacios Gonella, a quien verbalmente impuso de la situación, en forma independiente de la presentación formal.

"La magistrada se mostró preocupada por los hechos y me aseguró que garantizará la seguridad, para lo cual libró un oficio a la Jefatura de Policía de la Provincia", ordenando permanecer en el lugar.