NUEVAS MAQUINAS ADQUIRIDAS CON RECURSOS PROPIOS

23.11.2012 09:17

 

El intendente Enrique Ponce recorrió el Corralón Municipal, donde las maquinarias restauradas y las adquiridas estaban dispuestas para que todos los vecinos vieran en qué invierte su dinero el Municipio. 

La primera escala fue a los pies de la Planta de Asfalto en Caliente, que fue restaurada por la gestión del intendente Ponce. La planta fue adquirida por el ex intendente Carlos Ponce y durante el anterior gobierno municipal se dejó de utilizar, pagando altísimos costos por obras de pavimentación a través de empresas contratadas.
Esta máquina puede producir 40 toneladas por hora y es el primer eslabón en una cadena productiva. Incluye un tambor secador, mezclador, alimentador en frío, conjunto de clasificación de agregado con dos tolvas, criba de malla ancha con transportador inclinado, banda lanzadora, cámara de filtros y sala de control. Tiene un sistema de captura de polvos húmedos. Ofrece una amplia gama de opciones y posibilidades de producción. 
El material producido por la planta de asfalto en caliente se traslada al lugar de la obra. Los camiones depositan el material sobre la tolva de la terminadora de asfalto, que empieza a avanzar y deja una carpeta asfáltica que dependerá del grosor que se le asigne. Luego se pasa la aplanadora y el neumático que son los que le dan la terminación superficial y la compactación del asfalto para que se cierre y no permita que el agua ingrese a la base y se deforme.
Luego de observar el funcionamiento de esta importante máquina recuperada para el patrimonio municipal y de todos los vecinos, la comitiva se dirigió hacia una de las nuevas adquisiciones de la gestión del intendente Enrique Ponce: una Planta de Hormigón Móvil. Está montada sobre un camión Iveco. Tiene una gran versatilidad porque el hormigón es preparado en el momento de descargarlo: no se transporta hormigón sino los tres elementos que lo componen y en el lugar de la obra se prepara. Tiene ventajas significativas porque mientras se traslada el hormigón va fraguando. Con esta maquinaria se puede elaborar un mejor material al pie de la obra. La planta tiene una producción de 40 metros cúbicos por hora. Además permite preparar una mezcla asfáltica en frío. Con estas máquinas se reducirá en un 60 por ciento el valor de la pavimentación por cuadra.
Más de 40 millones de pesos suman los gastos en reparación y adquisición de nueva maquinaria que ha realizado la gestión del intendente Enrique Ponce. Entre las nuevas y las restauradas máquinas se pueden nombrar: terminadora de asfalto, 4 camiones con carga volcadora, 2 minicargadoras, aplanadora, barredora, 2 camiones motohormigoneros, rodillo neumático, pala cargadora, y un camión para micropavimento en frío. Además hay varias maquinarias que se encuentran en reparación y que engrosarán el patrimonio municipal.
Corralón Municipal: en menos de un año, se recuperaron más de 20 máquinas en desuso
Sus propios empleados lo llaman “el corazón de la Municipalidad “y la metáfora no le queda chica. Desde el Corralón Municipal se ejecutan las obras que más valora el vecino y todos los días mueve una masa de trabajadores que ascienden a más de 220 personas. Hasta allí llegó este jueves el Intendente Ponce con su gabinete para presentar la restaurada planta de asfalto capaz de pavimentar tres cuadras por día con una reducción de costos de hasta un 60 por ciento; y exhibir las flamantes máquinas compradas y recuperadas a nuevas con fondos propios.
La incorporación de las unidades viene a engrosar el parque automotor del Corralón y que antes que asumiera Ponce era de ocho vehículos. Actualmente, la flota de maquinarias se elevó a más de veinticinco entre camiones, motoniveladoras, barredoras, aplanadoras, palas cargadoras, terminadoras, hormigoneras, equipos de demarcación vial y neumáticos para asfalto. El contraste con la situación del Corralón hace un año es asombroso. 
El predio pasó de ser un cementerio de máquinas viejas y desguasadas – ya que la anterior gestión tercerizó los trabajos de pavimentación de calles y otros servicios básicos a las empresas cercanas al oficialismo provincial-, a ser una planta equipada para realizar diferentes trabajos a un valor tres veces inferior. La planta de asfalto, por ejemplo, demandó una inversión de 250 mil pesos para ponerla en valor y será de excluyente necesidad para multiplicar las calles a hormigonar. Comprarla le hubiese generado un gasto a la comuna de un millón y medio de pesos.
“Los trabajadores del Corralón hacen posible que todos los días haya luz, agua, cloacas; que estemos alumbrando y pavimentando, a pesar de que no le daban las oportunidades para que siguieran haciendo. Sin embargo, lo que hicieron siempre fue trabajar para todos los vecinos y sentirse orgullosos de llevar el pan diario a sus casas para mostrárselo a sus hijos y que sigan progresando como lo vienen haciendo”, afirmó el Intendente Ponce.
El acto de este jueves sirvió también para homenajear a Jorge Díaz, uno de los trabajadores del Corralón fallecido hace algunos días. Su hija Natalia leyó una carta donde le agradeció al Jefe comunal todo el apoyo ofrecido. “Uno nunca se olvida de los que estuvieron presentes en los momentos más difíciles”, decía uno de los párrafos.