FEROZ TEMPORAL- GRAN OPERATIVO MUNICIPAL POR LA TORMENTA

04.02.2013 11:54

 

Señala un informe brindado por la municipalidad de la Capital, que pocos minutos después del fenómeno climático que azotó buena parte de la ciudad Capital, en la madrugada del sábado, el intendente Enrique Ponce encabezó un megaoperativo que involucró a todas las áreas municipales, para disponer la asistencia a los vecinos de los diferentes barrios afectados por el fuerte temporal.

Se indica que a las 2:30 de la madrugada, el jefe comunal dispuso que la Dirección de Espacios Verdes tuviera a su cargo la coordinación general de las acciones, dirigiendo las actuaciones de las direcciones de Defensa Civil, Desarrollo Social, Tránsito, Relaciones Institucionales, Participación Comunitaria, Vialidad Municipal, Alumbrado Público, Ser.Ba. y Recolección de Residuos, además de voluntarios de otras áreas.

Las tareas –se indica- se vieron dificultadas por la hora en que se desató la inusual tormenta, que arrancó de raíz más de cien árboles y quebró un número indefinido de ramas, los que en su caída arrastraron postes y columnas de luz, por lo que vastos sectores quedaron totalmente a oscuras.

Frente a este difícil panorama –aseguran-, personal municipal tuvo que desdoblarse en varios frentes de trabajo: la limpieza de calles y veredas obstruidas, incluso el frente de algunas casas; el retiro cuidadoso de los cables, para evitar accidentes fatales y también la prevención, solicitando a los vecinos que permanecieran en sus domicilios, por peligro a que sufrieran algún tipo de accidente. En algunos sectores también sumó su colaboración personal de Bomberos Voluntarios.

Las tareas –de acuerdo al mismo informe- se llevaron a cabo en los barrios Sosa Loyola, Coronel Pringles, 208 Viviendas, San Martín, Monseñor Di Pascuo, entre otros. Cuadrillas de trabajadores municipales realizaron labores de limpieza, retiro de escombros y residuos.

Según cálculos preliminares, se estima que más de un centenar de árboles de toda la ciudad se desprendieron de sus raíces como consecuencia de las fuertes ráfagas de viento, los que tras varias horas de trabajo pudieron ser retirados y llevados al Centro de Disposición Final (C.D.F).

Asimismo, personal de Espacios Verdes y Defensa Civil debió retirar un pino caído sobre la escuela Belgrano, ubicada en las calles Centenario y Sarmiento. Caso similar ocurrió en una vivienda ubicada en Centenario y Sucre, donde un árbol se precipitó sobre la vereda.

Las fuertes ráfagas de viento, que según algunos informes superaron los 120km, derrumbaron incluso la antena de transmisión de radio Popular y afectaron también otras menores de radioaficionados.

También le cupo una intensa labor al personal de Alumbrado Público, que debió reparar luminarias en el Barrio Juan Manuel de Rosas y en otros sectores que sufrieron serias consecuencias durante el temporal y quedaron sin servicio eléctrico.

Recién en horas del mediodía de ayer domingo la situación estaba controlada. La mayor parte de las calles estaban despejadas, se había dado respuesta a todas las llamadas de emergencia atendidas en el Call Center Municipal, incluso algunas voladuras de techo en viviendas particulares, y el problema que persistía era la falta de electricidad, para lo cual se encontraba trabajando personal de EDESAL.

Cerca de las 13 horas de ayer –subraya la información de Prensa municipal-  el Intendente se reunió con varios directores a los que les pidió un nuevo informe de situación y les expresó su agradecimiento por el megaoperativo desplegado.

“Hemos dispuesto guardias en diferentes áreas y reemplazamos el personal de algunas cuadrillas, con la consigna de seguir recorriendo los diferentes barrios y continuar trabajando en la limpieza de ramas caídas y algunos cables que pudieran haber quedado cortados sobre los techos o muros de las viviendas. Por supuesto el Call Center sigue activo, atendiendo las llamadas de los vecinos”, informó.

Agregó que “nuestra ciudad es grande y en los últimos años se ha extendido urbanísticamente, por lo que no descartamos que pueda existir algún barrio o algún vecino que aún tenga problemas, por eso instruí que se siga patrullando la ciudad y guardias activas en las diferentes áreas”.

“En líneas generales el operativo de emergencia funcionó correctamente, creo que ha sido un buen ejercicio para todos, porque inmediatamente de ocurrido este fenómeno natural se activó el sistema de asistencia integral, se dio respuesta a los vecinos y se normalizó la situación en menos de 12 horas. Ahora quedan trabajos menores que se continuarán realizando desde las 6 de la mañana de este lunes”, concluyó.

Anoche, el director de Espacios Verdes, Carlos Marini informó que mañana empezarán a trabajar en dos frentes: en el barrio Sosa Loyola y en el barrio Jardín.