DURÁN BARBA HARÁ PIE EN SAN LUIS PARA FORTALECER EL MACRISMO LOCAL QUE ESTÁ EN PIE DE GUERRA CON EL POGGISMO

11.01.2018 08:14

El consultor estrella de Mauricio Macri, el ecuatoriano Durán Barba hará cabeza de playa en San Luis en breve a fin de fortalecer al macrismo puntano que se encuentra en pié de guerra contra el poggismo y en líneas generales de punta con la conducción de la resquebrajada alianza Avanzar Cambiemos por San Luis.

ABC NOTICIAS SAN LUIS ya se ha referido con anterioridad al estado de tensión imperante en el interior del frente político opositor, grieta que se profundizó a cielo abierto luego de la estrepitosa derrota de octubre que los precipitó a tierra cuando el triunfalismo ya los elevaba hacia la cima de sus sueños de poder. “Antes mantuvimos silencio porque estaban en curso las elecciones, pero ahora que ya pasaron no nos callaremos ni nos guardaremos nada”, repiten a diario encumbrados hombres del PRO.

En medio de ese tembladeral interno que les resulta imposible ocultar públicamente, aparece el nombre del asesor estrella de la presidencia.

En realidad la llegada del ecuatoriano no debiera sorprender. Tras el estrepitoso fracaso de Avanzar Cambiemos en las elecciones generales pasadas causando una inocultable decepción en el gobierno nacional, el asesor de imagen Jaime Rolando Durán Barba hizo pública su enojo9sa frustración indicando que de haberse involucrado en las elecciones de la provincia de San Luis, la derrota no se habría producido acompañando sus comentarios con una serie de calificativos poco edificantes hacia el desempeño de la cúpula de la alianza que enfrentó al oficialismo justicialista.

De modo entonces, su arribo a San Luis para trabajar en pleno, en todo caso no debiera sorprender a partir de los encontronazos internos cada vez más estruendosos en el conglomerado aliancista. Sin embargo el estratega político llegaría a San Luis con una misión muy específica, además de fortalecer al macrismo vernáculo posicionar a, por lo menos tres, de sus más conocidas figuras: Angel Rafael Ruiz, Bartolomé Abdala y Charly Pereyra y en ese testeo observar detenidamente quién de ellos se perfila mejor.

Este escenario de futuro inmediato tiene un correlato posterior definido: el PRO de San Luis tiene decidido competir con candidatos propios en todos los cargos en las elecciones de 2019, es decir desde gobernador pasando por legisladores nacionales y provinciales, intendentes y concejales. Para ellos Poggi ha demostrado que ya nos es garantía de triunfo y menos enfrentando a los hermanos Rodríguez Saá. Un botón basta de muestra, consideran evocando las elecciones de octubre pasado y por eso saldrán coparle la parada al ex gobernador en sus aspiraciones hacia la gobernación.

“Según nuestros chequeos, palmo a palmo por toda la provincia, Poggi perdió hasta en los barrio donde entregó casas mal terminadas y con graves defectos”, afirman con seguridad científica.

Más aún, el macrismo local y el nacional se apoyan en cifras concretas. En una reciente encuesta provincial detectaron que en una eventual competencia por alcanzar el gobierno, los sondeos indicaron que Adolfo Rodríguez Saá tiene un 65 por ciento de adhesión, en tanto Claudio Poggi apenas redondea un 16%. Esos números recogidos en el territorio provincial envalentonan a los dirigentes del PRO para lanzarse decididamente al ruedo hacia todos los cargos en el 2019.

En algunas consideraciones se advierten algunas diferencias. Para unos su enfrentamiento con el poggismo es total. Pero otros más contemplativos marcan un escenario de confrontación algo divergente: “Para nosotros el problema no es Poggi sino su entorno más cercano, los que integran su mesa chica. Con ellos no queremos saber más nada”, mencionan algunos dirigentes discípulos de Macri en San Luis. “Para colmo – agregan con dureza- los portales informativos que responden a la conducción del poggismo, en cada nota que escriben hunden cada vez más a nuestro frente político ante la opinión pública. Encima algunas veces no escatiman tinta incluso para atacarnos a nosotros. A Poggi lo queremos pero sin su barco pirata, su mesa chica más íntima”, concluyen con fastidio.

En el PRO también anidan serias diferencias con la conducción del radicalismo, especialmente con José Riccardo y sus dirigentes más cercanos. Consideran que ese cuerpo directivo de la UCR también les hizo mucho daño en la reciente historia electoral.

“Una alianza pegada con moco…”

“Estas grandes diferencias y tensiones que suben a la superficie hoy  demuestran que Avanzar Cambiemos por San Luis fue una alianza pegada con mocos..” metaforizan con crudeza unos cuantos.

Por eso la idea central, a fin de identificar a los mejores candidatos macristas se hará un trabajo se identificación de abajo hacia arroba, desde la periferia hacia el centro. “De esa manera y con encuestas personalizadas, nada de  consultas telefónicas a distancia, también terminarán los dedazos, basta de paracaidistas sin historia como la chica González Riollo”, dicen sin tapujos, tratando de sacarse de encima otra espina que también aún les duele.

“El PRO en pie de guerra con el poggismo”

El problema del PRO según consultas a unos y otros dirigentes, tiene un solo destinatario: Poggi y su entorno. “Va a ser difícil sino imposible poder reconstruir algún tipo de confianza con Poggi y su gente. ¡Hicieron mucho daño..!”, enfatizó un dirigente macrista que aún carga su furia por episodios vividos en el mundillo interno del frente Avanzar Cambiemos el año pasado en plano proceso electoral. Y para reafirmar sus conceptos añade con extrema aspereza: “Poggi está acostumbrado a trabajar con empleados y no con socios. Nosotros somos socios políticos y no sus empleados como él  y su gente creyeron y actuaron. Ya no se puede ocultar: en San Luis el PRO está en pié de guerra con el poggismo”.

Para radiografiar con mayor exactitud sus dichos, el dirigente explicó: “Momentos antes de las elecciones de Octubre, un alto dirigente poggista les dijo a algunos radicales: ustedes quédense quietos porque el lunes van a tener que ponerse en fila como patitos detrás de Poggi. Tal eran su ánimos triunfalistas y soberbios”, graficó.

“Confiamos más en Gastón Hissa, es un muchacho conciliador que no integra la mesa tóxica que rodea a Poggi”, sostienen algunos macristas.

“De acá a 2019 falta bastante, aunque no mucho. No habría que extrañarse que hasta el propio PJ haga pié en Cambiemos infiltrando algunos hombres para dividir aún más las aguas”, aventuró otro pronosticador del PRO con agudeza futurista.

Radicales y su interna volcánica

La casa radical no le va en zaga en cuanto a internas y heridas sin cerrar. Y no solamente radica en el enfrentamiento con el sector que se considera como “radicales puros” que integrante Agúndez, Quevedo y un vasto sector partidario en toda la provincia. Los enojos y tensiones se basan en que, según las quejas que se escuchan, en las reuniones partidarias y conferencias de prensas sólo las integran y protagonizan José Riccardo y su reconocido entorno, un pequeño grupo que toma todas las decisiones. En tal sentido se sienten marginados de esas convocatorias varios dirigentes de circuito y del interior. Hace poco tiempo lo expresó públicamente Miguel Postiguillo, uno de los dirigentes tal vez de mayor prestigio que tiene hoy el radicalismo de San Luis. “No sólo no me siento contenido sino que además me siento maltratado por la conducción de mi partido”, dijo en voz alta a la prensa a fines del año pasado.

Pero hay algo que quizás más enfureció en los últimos días a dirigentes y afiliados: el silencio y la ausencia de la cúpula dirigente ante el fallecimiento de dos dirigentes de larga trayectoria militante como “Popi” Arnaldi y Julio Amman. “Es una vergüenza lo que hicieron. El silencio y la ausencia de quienes dirigen el partido en ambas circunstancias dolorosas es imperdonable. Pero no se puede esperar otra cosa de José Riccardo, un hombre que no conoce ni le interesa la historia del radicalismo de San Luis y mucho menos le importa la historia escrita por grandes dirigentes y militantes que en el pasado honraron con su trayectoria y sus cargos a nuestro partido”, sentenció una prestigiosa militante.