DESMENTIDAS ANTE INFORMES DE PRENSA SOBRE UN EX CONTRATADO

27.01.2013 15:11

 

Afirma la oficina de Prensa de la Municipalidad Capitalina que “en lo que ya se consolida como una campaña de desprestigio, el diario provincial nuevamente se ocupa de destinar un desproporcionado espacio en sus páginas para informar sobre una supuesta demanda laboral de un ex empleado municipal, sin corroborar la veracidad de los hechos”.

Añade que “La nota en cuestión asevera que Leandro Hernán Gómez trabajaba en el Municipio, en el área de Prensa, y en el mes de noviembre del año pasado aparentemente sufrió un pico de stress y un médico le habría prescripto 90 días de reposo. Por lo que el día el 12 de ese mes presentó una nota a la directora de Recursos Humanos de la Municipalidad, Edda Saidman”.

desde entonces no percibió Sigue indicando el infome oficial que “Desde ese día no volvió a trabajar y sus haberes, por lo que aunque no fue notificado -agrega la nota- el ex empleado se consideró desvinculado y habría interpuesto una demanda laboral”.

Asevera que “La realidad la explica el Asesor Letrado de la Municipalidad, Ricardo Bazla, y difiere sustancialmente de lo que se tergiversa en la nota periodística”.

“La cuestión es muy clara y no admite ningún tipo de reclamo laboral. El agente Leandro Gómez estaba contratado y su relación se extendía hasta el 30 de octubre. Por una decisión funcional del área de Prensa, se comunica que no existía interés en continuar contando con sus servicios, por lo que simplemente no se le renovó el contrato”, indicó el letrado.

Agregó que “cuando se trabaja bajo este tipo de relación contractual, no existe ninguna obligación del empleador, en este caso el Municipio, de efectuar notificación alguna, porque no se trata de una rescisión de contrato, sino que la relación laboral ya había finalizado”.

Bazla señaló que “tampoco es cierto que haya presentado una nota ante Recursos Humanos. La verdad es que ese ex empleado pretendió que le recibieran dicha nota, pero como ya estaba desvinculado laboralmente desde el 30 de octubre y era 12 de noviembre, no correspondía que le dieran ingreso, por lo que presentó su reclamo en Mesa de Entradas del Municipio”.

Como una prueba más de que Gómez ya se encontraba desvinculado laboralmente, el Asesor Letrado consigna que “el certificado médico que presentó extemporáneamente, habiendo dejado de ser empleado municipal, pertenece a un médico privado. Y no lo hizo ante el médico de la Municipalidad, que es quien debe efectivamente controlar ese trámite, corroborar la enfermedad o dolencia y habilitar o no un pedido de licencia. Aunque ya no tenía sentido porque en esa fecha había perdido su condición de agente contratado. Más aún, en el caso que hubiera sido empleado municipal, la sola presentación de un certificado médico tampoco lo hubiera habilitado por sí mismo a que se tomara unilateralmente una licencia”.

Dice el informe de la gacetilla municipal que “Todo indica, al parecer, que se trata de una clásica maniobra que suele montarse para –a través de una supuesta “enfermedad”- lograr la prórroga de una relación laboral y continuar cobrando. Lo que no se consideró en la nota del diario, porque jamás se consultó al Municipio, es que esa persona ya no pertenecía a la Municipalidad y este accionar se ejecutó cuando legalmente había expirado su relación laboral”.

“Lo lamentable, una vez más –agrega el informe municipal de prensa-, es la falta de ética del matutino provincial, que opta por difundir una nota consultando a una sola de las partes, con la clara intención de desprestigiar la gestión municipal que encabeza el Intendente Enrique Ponce. Un ejercicio cuya habitualidad se vuelve peligrosa, porque implica la adopción de una práctica metodológica con fines cuasi destituyentes, como lo califica el secretario de Desarrollo Social, Carlos Jacomet”.

Antecedentes

“Durante enero ya se debieron publicar dos notas aclaratorias ante la falta de ética y veracidad que caracterizan las informaciones del Diario de la República”, culmina el parte oficial de prensa municipal.