DERECHOS HUMANOS: PROYECTARON UN DOCUMENTAL SOBRE LOS CENTROS CLANDESTINOS DE DETENCIÓN

01.10.2012 08:11

 

Fue el viernes en la Estación de Trenes. Marcó el cierre de una serie de homenajes a víctimas de la represión en San Luis.

Con la presencia del Intendente Enrique Ponce, funcionarios, integrantes de la APDH San Luis, invitados especiales y público en general, el viernes se dio cierre a las actividades efectuadas por la Dirección de Derechos Humanos de la Municipalidad, que comenzaron el miércoles 26 de septiembre para recordar a las víctimas del operativo policial y militar de septiembre de 1976 en el que desaparecieron Sandro Alcaraz, Pedro Ledesma, Graciela Fiochetti y asesinaron a Raúl Cobos.

Rodrigo Sepúlveda es documentalista, periodista de Radio Nacional de Mendoza y docente universitario de la carrera de Comunicaciones. Fue el responsable de armar el cortometraje que se presentó el viernes sobre los centros clandestinos de detención que la dictadura militar montó en el Nuevo Cuyo. Los invitados pudieron ver el capítulo dedicado a San Luis.

“Fue hecho para la T.V. Digital, donde tratamos de demostrar a partir de la existencia de los centros clandestinos como fue el terrorismo de Estado y con la idea de dejarlo en un lugar fijo para que la gente lo consulte”, explicó.

En el documental de unos 30 minutos de duración, da su testimonio el abogado Norberto Foresti, de la APDH, detenido en mayo de 1975. Narró cómo empiezan a organizarse las Fuerzas Armadas para dar el golpe de Estado y con el apoyo que contaban.

Otro de los testimonios y quizás el más conmovedor es el del ex conscripto Pérez, quien ahora es retirado del Ejército, pero en 1976 estaba dentro del mismo, y fue trasladado desde el GADA, hasta el predio militar Granja La Amalia, donde fue salvajemente torturado.

Lilian Videla (integrante de la APDH San Luis) recordó cuando fue detenida y llevada directamente a la Policía Federal, que funcionaba en lo que es hoy avenida Illia (en aquel tiempo se llamaba avenida Quintana) y Chacabuco, donde hoy funciona una conocida obra social. Videla hizo hincapié en lo que pasó en el año 1995, cuando le informaron que en la caballería de GADA, habían encontrado restos humanos. Cuando hicieron una inspección, se encontraron con “una gran plataforma de cemento, como queriendo esconder algo, y deben ser los restos de algún compañero que continúa desaparecido”.

El último testimonio del documental es el de Ana María Garraza, detenida junto a toda su familia en 1976. Estuvo alojada en la Jefatura Central de Policía, que en aquellos años funcionaba en San Martín y Belgrano, al lado del Juzgado Federal.

Uno de los recuerdos de Ana María es una pequeña habitación que se utilizaba para torturar. “Esta habitación está pegada al Juzgado Federal, es decir que desde el Juzgado sabían lo que estaba pasando, pero no hacían nada, es decir que también eran cómplices, dado que escuchaban todo”, dijo.

Deje su comentario...

No se encontraron comentarios.

Nuevo comentario